¿Por qué La Compositora? La creatividad de la mujer

Madame Henriette tocando la viola da gamba, de Jean-Marc Nattier, 1754 (algo posterior a La Compositora).

Madame Henriette tocando la viola da gamba, de Jean-Marc Nattier, 1754 (algo posterior a La Compositora).

Desde adolescente me apasiona leer novela histórica porque me permite viajar al pasado. Y  no sólo por la información que me da la recreación de una época, sino también por la empatía hacia personajes aparentemente tan lejanos. Escribir me permite diseñar ese viaje, siempre abierto a imprevistos, con el aliciente de que, ante el objetivo de entretener al lector y el reto de ser fiel a un periodo de la historia, aprendo algo cada vez que intento resolver el reto de estructurar una narración y encajar unos personajes que quieren alzar su propia voz. Tras dos novelas publicadas, aquellos que me han leído y con quienes he tenido la oportunidad de hablar me preguntan a menudo qué me impulsa a expresar mi creatividad. De eso tiene algo Gabriela, La compositora. Pero ella no cuenta con las mismas ventajas que yo para liberarse creativamente.

A principios del siglo XVIII, en una sociedad católica, regida por un concepto de familia extendida cuyos miembros están sometidos al patriarca, una mujer seguro que podía tener inquietudes creativas. Pero, ¿en qué medida podía llevarlas a cabo cuando sobrepasan el límite de lo aceptado? La compositora es el viaje de liberación de una mujer que había conseguido canalizar sus inquietudes sin perturbar el orden establecido de su época, y sin exponerse a sí misma. Sin embargo, ¿cómo romper el miedo interior y el miedo a la sociedad? Ante situaciones límites, donde lo que de verdad está en juego es la vida humana, el miedo queda supeditado al instinto de todo ser vivo: la supervivencia. Por ello el viaje histórico de La compositora nos lleva de un floreciente barroco en México de la mano del maestro Manuel de Sumaya, de esa sociedad rígida y racial, a una Barcelona que ha sido un importante centro musical de la época gracias a la corte de Carlos de Austria, y que tras su marcha es el escenario de un asedio implacable que culmina en derrota, tal día como hoy, pero hace 300 años: el 11 de septiembre de 1714.

Sito a Barcelona. 11 de septiembre de 1714  (Jacques Rigaud)

Sito a Barcelona. 11 de septiembre de 1714 (Jacques Rigaud)

Anuncios

Acerca de emmarosescritora

Nacida en Montgat en 1975, estudié Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Tras trabajar como co-creadora y guionista de las series infantiles El Planeta de Pipsqueak y Pipsqueak y los deportes (en las cuales también intervine en tareas de realización), escribí cuatro libros infantiles con el personaje de las series como protagonista. En 2007 se publicó mi primer libro para adultos, del cual fui co-autora: "Para adelgazar utiliza tu cerebro. Historias para no engordar". Apasionada lectora, enamorada de la historia, en el momento en que me atreví a dar el paso como escritora de novela histórica encontré un nuevo rumbo en mi vida. En 2009 se publicó mi primera novela, "En Tierra de Dioses". Desde entonces he publicado "La Sacerdotisa de la luna" (2012) y "La compositora" (2014), y en 2017 ha salido al mercado mi cuarta novela: "La Ruta del Incienso". Cada una de ellas es un nuevo aprendizaje, tanto sobre lo que escribo como sobre mí misma, y eso es lo que me gustaría compartir en este blog.
Esta entrada fue publicada en Sobre escritura y creatividad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s